Economista argentino destaca aspectos de la decisión de MSCI y advierte sobre escenario electoral

Por Victoria Argüello

BUENOS AIRES, 21 feb (Xinhua) — La reciente decisión del proveedor mundial de índices bursátiles MSCI (Morgan Stanley Capital International) de clasificar a Argentina como un mercado de frontera y emergente tiene “aspectos positivos” más allá de una lectura que pueda desalentar la opinión pública sobre la llegada de inversiones a este país sudamericano, dijo hoy en entrevista con Xinhua el economista, Pablo Salvador.

El profesor universitario, doctor en Economía por la Universidad de Jyväskylä de Finlandia, se refirió a la resolución anunciada la víspera por MSCI en la que la calificadora dijo que “excepcionalmente retendrá el índice MSCI Argentina en el índice MSCI Mercado Emergente-Frontera (FEM, por sus siglas en inglés)” hasta que evalúe si el país podrá finalmente subir a la categoría de “mercado emergente”.

“Todo depende de si uno quiere mirar el vaso medio lleno o medio vacío. De uno querer ver el vaso medio vacío, la decisión indica que no nos subieron a mercado emergente, contrario a lo anunciado por MSCI en junio del 2018, lo cual no es bueno”, expresó el economista.

“Pero si miras el vaso medio lleno Argentina ahora no es sólo mercado de frontera sino emergente, de pronto para que lleguen fondos de países emergentes este país debe contar con un certificado de calidad que lo califica dentro de este tipo de mercado, lo cual Argentina no posee, pero los fondos que están en una zona intermedia sí van a poder venir”, agregó Salvador.

Desde el gobierno argentino aseguraron que “pueden invertir fondos que busquen acciones de los dos mercados”.

“Vamos a estar en los dos, por tamaño del Producto Bruto Interno (PBI) y condiciones, pero los emergentes nos pueden invertir también y eso es lo importante”, aseguraron desde el Ejecutivo argentino.

La decisión de MSCI estuvo soportada en el impacto que tuvo la devaluación del peso argentino, la moneda local, en el ingreso per cápita. En 2018, el peso se depreció frente al dólar al menos un 50 por ciento.

Desde el gobierno se prevé que en mayo próximo Argentina sea reclasificada definitivamente como “mercado emergente”, una categoría que había abandonado en el año 2009.

Salvador agregó que “lo bueno de participar en un mercado emergente es que hay mucha mayor cantidad de fondos disponibles que se van a los paises emergentes”.

Sin embargo, apuntó una dificultad adicional que tiene que ver con el tema electoral. Argentina celebrará en agosto próximo elecciones primarias para elegir a los candidatos presidenciales que se medirán en las urnas el próximo 27 de octubre.

“Estamos cerca de las elecciones y eso puede desincentivar la llegada de inversiones; difícilmente vendrán inversiones antes de las elecciones”, opinó.

Otros analistas citados por la prensa local apuntaron a las elecciones como el factor político que podría incluso tener más peso que la decisión del MSCI en términos de atracción de inversiones.

Santiago López, socio de Delphos Investment, refirió citado por el medio Infobae que “la decisión de MSCI está por detrás del riesgo político” y que “la incertidumbre electoral mata cualquier comunicado del MSCI”.

La decisión del proveedor mundial de índices bursátiles se produjo a la par de la suba del riesgo país argentino, que hoy sigue manteniéndose por encima de los 700 puntos básicos, a la vez que el Banco Central subió la tasa de interés de referencia en más de 300 puntos.

Publicada en Spanish.xinhuanet.com

Author: Pablo F. Salvador