ENTREVISTA: Estabilidad y plan a largo plazo es fundamental para recuperar la economía argentina, dice experto

Por Victoria Argüello

BUENOS AIRES, 10 abr (Xinhua) — Estabilizar las cuentas nacionales y trabajar en un programa económico a largo plazo es fundamental para bajar la inflación y recuperar la economía en Argentina, consideró hoy el economista Pablo Salvador.

De cara a las elecciones presidenciales de octubre próximo, el doctor en Economía y profesor titular de la Universidad Nacional de Cuyo anticipó un escenario marcado por mayores turbulencias en el mercado cambiario, que sumado a la inflación podría “complicar” más la situación económica, pero aseguró que independientemente de la tolda ganadora es “urgente” un plan económico.

“De cara al gobierno venidero, ya sea el del actual presidente Mauricio Macri o uno del lado opositor, hace falta urgente un plan económico y un plan de gobierno integral donde se especifiquen muy bien cuáles son las metas que se quieren conseguir y el camino para alcanzarlas”, dijo Salvador en entrevista con Xinhua.

“Esta es la única forma para generar credibilidad, aumentar la confianza y comenzar a bajar la inflación”, sostuvo el también articulista del diario local Cronista.

Actualmente, la inflación en Argentina acumula 6,8 por ciento en el primer bimestre del año, y recientemente el Fondo Monetario Internacional (FMI) estimó que la suba de precios podría escalar el 30,5 por ciento a finales del 2019.

“El problema más serio que tiene Argentina hoy es la inflación, y como resultado de esa inflación tenemos pobreza y un montón de consecuencias sociales negativas”, continuó el economista.

“El problema fundamental es que si los salarios no acompañan esta inflación, las líneas de pobreza e indigencia van subiendo junto con el índice de esa inflación, es decir más gente caerá por debajo de estas líneas”, enfatizó Salvador.

Además, el FMI previó que el desempleo en Argentina aumentará un 9,9 por ciento, mientras que el Producto Interno Bruto (PIB) caerá 1,2 por ciento, una estimación que se ubica por debajo de las proyecciones hechas en enero pasado cuando el organismo financiero señaló que el retroceso económico sería de 1,7 por ciento.

“Es muy pronto para decir lo que va a pasar con Argentina este año, lo que está claro es que más allá del número de caída del PIB, habrá una contracción. La economía se va a achicar y se va a depender mucho de lo que pase con las elecciones primarias de junio y de octubre”, acotó Pablo Salvador.

Con el nuevo escenario político, el economista considera que el gobierno lo que hará es “navegar el barco por las aguas más calmadas para llegar a las elecciones”.

“Hoy el gobierno está un poco atado de manos, no hay plan económico; el único plan que yo veo posible es tratar de mantener la macroeconomía y el mercaod cambiario sin mayores sobresaltos para llegar tranquilos a las elecciones”, indicó.

El experto concluyó que para bajar la inflación, en un contexto en el cual la emisión monetaria ha mermado y se mantienen altas las tasas de interés (67%), el gobierno debe estabilizar sus cuentas, con énfasis en lograr la sustentabilidad.

Para el analista, el gobierno argentino tiene que ser “sustentable por sí mismo”, es decir que lo que recauda en impuestos alcance para cubrir los gastos y no tenga que recurrir al Banco Central (BCRA), ni a los organismos nacionales e internacionales, “ni a la sociedad vía mayores impuestos”, opinó.

Publicada en Spanish.xinhuanet.com

Author: Pablo F. Salvador