Proyecciones económicas en tiempos de coronavirus

Existe mucha incertidumbre acerca de lo que sucederá con la economía a nivel global durante este 2020. Por la pandemia del coronavirus los organismos internacionales están reduciendo sus previsiones de crecimiento de la economía mundial y nuestro país no escapa a esta realidad. Pero es muy difícil precisar la magnitud del impacto de dicha pandemia sobre nuestro país y sus principales variables macroeconómicas.

Las proyecciones económicas más recientes de organismos internacionales, consultoras y analistas de mercado para nuestro país no son muy alentadoras.

En lo que la mayoría de ellas coinciden es que la economía argentina será una de las de peor desempeño de la región y que el Producto Bruto Interno (PBI) caerá por tercer año consecutivo. Se habla de una contracción de la actividad económica que podría llegar al 4%.

Con respecto a la inflación, algunas proyecciones apuntan a una desaceleración con respecto al año pasado y que la misma se ubicaría en torno al 40% interanual en diciembre. Sin embargo, otros analistas prevén que la inflación de este año superará a la inflación del 2019, producto de las medidas tomadas por el Gobierno Nacional desde su asunción en diciembre.

Es normal que estas proyecciones económicas se vayan ajustando en función de lo que observen los analistas a medida que avance el año. Sin ir más lejos, a principios de 2018 se esperaba que la economía argentina creciera alrededor del 3% y que la tasa de inflación no superara el 20%. Sin embargo, estas proyecciones se desvanecieron luego del salto del tipo de cambio durante la última semana de abril.

En 2019 las proyecciones también se fueron ajustando. En enero se esperaba que durante 2019 la economía argentina se contrajera 1,2% y que la inflación interanual en diciembre estuviese por debajo del 30%. Sin embargo, en noviembre los analistas esperaban una contracción mayor de la economía, 2,8%, y una inflación interanual cercana al 55%. El año terminó con una caída del PBI de 2,2% y una inflación del 53,8%.

Tomando en cuenta los efectos económicos que está provocando el coronavirus a nivel global, es muy aventurado hacer proyecciones económicas precisas, no sólo para la economía argentina, sino también para la economía global. A nivel mundial, se empiezan a observar algunos movimientos en las principales economías del mundo. China poco a poco vuelve a la normalidad, está poniendo en marcha su maquinaria y comienza a mostrar leves signos de recuperación. En Estados Unidos se acaba de aprobar el paquete de estímulo propuesto por Donald Trump para luchar contra la pandemia, lo que se suma a una serie de medidas anunciadas por la FED que apuntan justamente a frenar el impacto económico de la crisis generada por el coronavirus. Alemania, la mayor economía de Europa, también acaba de anunciar un conjunto de medidas para atenuar los efectos económicos del coronavirus.

Estos movimientos pueden impactar positivamente en la economía a nivel global. Sin embargo, algunos especialistas ven con preocupación el retorno “a la normalidad” de China y la intención de Trump de encender su economía en las próximas semanas, lo que podría significar una aceleración de la expansión de la pandemia.

No sabemos, en definitiva, cómo evolucionará la pandemia del coronavirus, no sabemos cuándo ni cómo reaccionarán los diferentes países y tampoco cuáles serán las políticas de estímulo que implementarán para contrarrestar sus efectos. En este contexto, es muy difícil vislumbrar un pronóstico preciso sobre crecimiento, inflación, tipo de cambio u otras variables para Argentina. Tan solo podemos esperar un 2020 más complicado de lo que se esperaba antes del coronavirus.

Publicada en El Cronista

Author: Pablo F. Salvador